lunes, 12 de octubre de 2015

La foto perfecta

Pero es que la realidad nunca es como una foto de estudio, en la que el fotógrafo coloca a cada miembro del grupo bajo una luz perfecta, en la postura exacta, esa que resalta todas sus cualidades, la mejor de las sonrisas. En la realidad siempre hay alguien que se mueve en el último momento, y quien llora, y quien hace gestos inapropiados. La realidad se mueve continuamente, y pretender pasarse la vida haciendo y coleccionando fotos de estudio, momentos de sublime perfección, es perder el tiempo. Y ganar en dolor.

Berna Wang - La mirada oblicua



Cuando entras en una casa con dos niñas pequeñas, un gato y un perro sabes de antemano que tendrás "fotos perfectas". MUY perfectas. Las de verdad, las que describen y definen una familia.

Y también sabes de antemano que ellos no quieren una "fotodestudio", su imagen maquillada con la postura exacta y posada.  Lo que quieren es su "perfecta"cotidianeidad, sus "perfectos" momentos íntimos y amorosos en familia, su  "perfecta" realidad. Un pequeño capítulo de su vida diaria para recordar tal como era... que seas cronista por unas horas de su vida. Que hagas esa "foto perfecta".

Una vez más supone para mí todo un privilegio como fotógrafa que mi trabajo sea el regalo envuelto con lazo rojo que alguien, que ya se puso delante de mi cámara, hace a un familiar porque sabe lo que significa este patrimonio fotográfico. 



Música: Colbie Caillat - I do

No hay comentarios:


facebook