martes, 20 de mayo de 2014

Vuela pequeña ala, vuela...

Niña yo te deseo la locura, el valor, los anhelos, la impaciencia.

Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad.

Te deseo el gusto por los cometas, por el agua y los hombres.

Te deseo la inteligencia y el ingenio.

Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza.

Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, la duda de los templos.

Te deseo la fe en los augurios, en la voz de los muertos, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y en el futuro como la promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede.

Amén.

Angeles Mastretta - Mal de Amores


Hoy Ana termina un ciclo y corre hacia mí mostrándome orgullosa ese título que tantas horas de estudio, de sueño y hasta de lágrimas le ha costado. Y yo... la miro inflada de orgullo, la miro y la miro y sólo veo su luz.
Y silenciosa, como Dulce María Loynaz he mirado esa luz-su luz...-
¡Mi luz!
 … y he llorado de alegría ante mi rosa.


Vuela pequeña ala, vuela...




























sus alas baten con música, siempre... la que ella quiere, la que ella reserva para sí.


Música: Birdy - Wings




No hay comentarios:


facebook