jueves, 31 de mayo de 2012

Cuando Adrián sonríe

No sé si te lo he dicho: mi madre es pequeña
y tiene que ponerse de puntillas
para besarme.
Hace años yo me empinaba,
supongo, para robarle un beso.
Nos hemos pasado la vida
estirándonos y agachándonos
para buscar la medida exacta
donde poder querernos. 


Begoña Abad – La medida de mi madre





Y es que Adrián creció sin que nos diéramos cuenta que lo hacía.

Llevaba esperando ver su sonrisa desde que nació.

Las compis de su mamá le regalaron una sesión de recién nacido en septiembre, sin embargo las cosas se fueron alargando para Adrián… y para mí

Y ahora ya no es un pequeño recién nacido sino un hombrecito que me mira con sus grandes ojos preguntándose quién y soy y que es lo que quiero. Serio, muy serio… hasta que en sus ojos y en sus labios se abre esa preciosa sonrisa.




Música: Baby, baby – Amy Grant

2 comentarios:

S. dijo...

Yo estoy enamorada de la que ya habías colgado en que sale poniendo morritos. Es perfecta, se ve adorable, y todas las texturas quedan perfectas :)
Te voy avisando que si algún día me decido a tener hijos tendrás que viajar hasta México para sacarles fotos, ¿he? Con la penaaaa.

Isabel Rojo fotógrafa dijo...

jajjajajaja, Ay Sam, ten niños pronto!!!!! jajajajjajaj


facebook